MENÚ

¡Nace Baleares Travel Bloggers!

¡Qué empiece la fiesta! Nos vamos al Entierro de...

22 marzo, 2017 Comentario (0) Visto: 628 Destinos, España, Viajes

Reencuentro con mi niñez en Santa Eulària des Riu (Ibiza)

Aún siendo de su isla vecina, hará casi ya una década de mi última visita a la mayor de las Pitiusas. Muchos de mis recuerdos de aquella Ibiza cálida y colorida se han perdido en mi memoria. Otros quedarán grabados para siempre como su olor a salitre, su azul infinito o su sabor marino. Y es que cómo olvidar esta preciosa isla bañada por el mediterráneo, de playas de arena blanca y calas de aguas turquesas.

Foto de Michela Simoncini

Recuerdo con especial cariño mi visita a Santa Eulària des Riu, la que muchos consideran la auténtica Ibiza y reflejo de la historia, tradición y costumbres de sus gentes. Un lugar ideal para aquellas personas que buscan disfrutar de la parte más tranquila de la isla en familia o con amigos, alejada de la Ibiza de la fiesta, el glamour y el lujo que se dan cita cada año durante la temporada de verano. Solo paz, naturaleza, artesanía, descanso y tradición.

Foto de Andreas Zachmann

Por aquel entonces, cuando descubrí este acogedor municipio costero por primera vez, todavía no había nacido mi pasión por la fotografía. Mi cámara al hombro y mi móvil en mano todavía no formaban parte de mi anatomía por lo que los pocos recuerdos gráficos de aquella gran aventura en familia quedaron perdidos en carretes sin revelar y cajones olvidados. Por ello, me gustaría volver a vivirla de nuevo, con una nueva perspectiva, la que me han dado los años y los viajes. Porque no importa cuántas islas haya explorado, cuántas ciudades haya recorrido o cuántos países haya visitido, sé la suerte que tengo de ser de donde soy, de vivir donde vivo y de tener un paraíso llamado Ibiza a la vuelta de la esquina y no quiero perder la oportunidad de descubrirlo.

Poder volver a disfrutar de algunos de sus 300 días de sol al año mientras me relajo en alguna de las calas más increíbles de Ibiza, como Cala Olivera, Cala Mastella o Cala Boix, y volver a mi niñez dando un precioso paseo en velomar. Sumergirme, armada de careta y patos, en su increíble fondo marino y, como Pere Vilás, salir en busca de submarinos de leyenda en las cristalinas aguas del exclusivo islote de Tagomago, custodiado por una flora y una fauna únicas. Un auténtico edén submarino con praderas de posidonia donde los más afortunados pueden divisar rayas, delfines o tortugas.

Foto de michal hanzlíčekFoto de Michal Hanzlíček

Ya de vuelta en tierra, admirar el arte lleno de historia que cuelga de las paredes del Bar Costa mientras degusto uno de sus famosos bocadillos de embutidos típicos de la zona. Visitar el mercadillo de Las Dalias, uno de los más icónicos de la isla y en el que todavía se respira la influencia hippie de los años 70. Aventurarme a subir a la cima de Es Puig de Missa y disfrutar de sus privilegiadas vistas a la encantadora capital del municipio. Andar en busca de los mitológicos fameliars en la Font d’en Lluna, junto al Pont Vell. O pasear por la playa de la desembocadura del río de Santa Eulària, el único de Baleares, y su paseo marítimo.

Foto de Andreas Zachmann

¡Y qué decir de su gastronomía! Espardenyes, sofrit pagès, butifarró, bullit de peix, orelletes, flaó… Un delicioso viaje gastronómico a través de culturas y civilizaciones tan diversas como la romana, fenicia o árabe. Sin duda, el equilibrio perfecto entre la excelente calidad de las materias primas y la tradición y legado de los diferentes pueblos que han pasado por la isla a lo largo de la historia y que han dejado una gran huella en los sabores de esta tierra.

Foto de Pablo Monteagudo

Será por sus playas, su clima, su espíritu hippie, sus paisajes, su gente o su gastronomía, pero nada me gustaría más que volver a reencontrarme con mi niñez en Santa Eulària des Riu para seguir descubriendo este paraíso mediterráneo e inmortalizar cada uno de sus encantos con mi, ahora, inseparable cámara. Una isla que estoy segura no dejará de sorprenderme y que hará que me sienta orgullosa, aún más si cabe, de ser isleña y de ser balear.

Foto de Agustín Sánchez BustosFoto de Agustín Sánchez Bustos –  Foto portada de Roman Filipkowski

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Etiquetas:, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies